TU HOGAR A PIE DE TODO UN ESPACIO NATURAL
La Val d’Aran se encuentra en el Pirineo central y tiene la particularidad de ser un valle de vertiente atlántica, por lo que su rio principal, el Garona, se abre paso por tierras aquitanas para ir a desembocar a Burdeos (Francia).

Los 33 pueblos que integran el Val d'Arán forman conjuntos de sabor añejo en los que la piedra, la madera y la pizarra se mezclan con la belleza de la intensa naturaleza de sus parajes montanos y alpinos. Todos y cada uno de los pueblos tienen características propias que se ponen de especial relieve en sus torres y campanarios.

La intensa naturaleza de Valle, con bosques caducifolios y bosques de coníferas, alternados con prados alpinos y subalpinos, y bellos tramos fluviales o lagos, está en cada paso y con solo abrir la puerta del lugar donde el visitante esté alojado. El curso del río Garona vertebra el valle principal y sus afluentes aportan no solo sus aguas sino también otros valles laterales que justifican el nombre, derivado de una lengua vasca antigua que se hablaba en varios puntos del Pirineo hasta los siglos XII-XIII, con el que se ha denominado este bello rincón del Pirineo: Val d'Aran (valle de valles).
CONOCE VAL DE RUDA
  • El Val de Ruda es un extraordinario ejemplo de valle de origen glacial, con bosques de pino negro que ocupan toda su ribera.
  • Para muchos, la parte superior de este valle, el circo de Saboredo (2.300 m.), es el auténtico nacimiento del Garona.
  • Aqui numerosos lagos quedan cerrados por escarpadas cimas que se adentran hacia el circo, ya en el límite del Pallars.
SITIOS DE INTERÉS